¿Qué futuro le espera a los Lakers?

Hace unos días Kobe Bryant dijo: ‘’La NBA verá el mayor resurgir de un equipo en la historia de la liga’’. Bueno. Estas declaraciones las dejamos aparte y analizamos los movimientos que han hecho los Lakers este verano.

Al finalizar la (pésima) temporada 2013-2014 de los Lakers ante de lo previsto para el 2ª equipo con mas anillos de toda la historia de la NBA su hasta entonces entrenador Mike D’Antoni dimitió como entrenador jefe de la franquicia angelina. No se había encontrado un sustituto hasta el domingo (27/7/14) y finalmente ha sido Byron Scott, un hombre que ya conoce la franquicia al haber estado 10 años como jugador en los Lakers del showtime. A priori parece que ha empezado bien la reconstrucción con un buen entrenador que ya conoce la entidad y a algunos de sus jugadores, el problema llega cuando se mira las altas y bajas de la plantilla.

Comenzamos con la búsqueda del equipo en el mercado de agentes libres, pero finalmente ningún gran pez se ha dejado pescar por los Lakers. Se intentó con Lowry pero prefirió quedarse en Canadá, fueron a por las dos grandes presas del mercado, James decidió volver a su casa en busca del primer anillo para los Cleveland Cavaliers y Anthony se quedó en la Gran Manzana con un gran contrato y de la mano de Phill Jackson. Tenían casi asegurado a uno de los mejores Ala-Pívots actuales y natal de California, pero todo apunta que se va a unir a el hijo pródigo de Ohio para conseguir el ansiado anillo.

Rechazo tras rechazo finalmente Los Ángeles Lakers han conseguido a la estrella fugaz Jeremy Lin, todo apunta a que Kupchak ha realizado este traspaso para poder liberar espacio salarial en el verano de 2015 ya que Lin tiene un último año de contrato por 15 millones de dólares. Si Linsanity hace una buena campaña puede que renueve contrato con los angelinos pero optando a menor sueldo. Otro movimiento ha sido el de un amnistiado Carlos Boozer para suplir la baja de Gasol que se va a la ciudad del viento en busca de su tercer anillo.

Finalmente nos quedamos con un Nash de 40 años que seguramente jugará su ultima temporada como profesional, con un Rookie que parece ser un pequeño rayo de luz en medio de la tenebrosa noche de estos Lakers llamado Julius Randle proveniente de la famosa universidad creadora de estrellas de Kentucky, con un Boozer venido a menos desde que se marchó de Utah y con otros jugadores como Jordan Hill, que renovó por 18 millones a razón de 2 años, Nick Young que fue el máximo anotador de los Lakers la pasada temporada saliendo desde el banquillo, un recién fichado Ed Davis, dos jugadores que pueden partir como titulares o piezas importantes de banquillo como son Henry o Brooks y muy poco más aparte del eterno Kobe Bryant que parece que tendrá que volver a sacar fuerzas de donde no haya para dejar a sus amados Lakers en un lugar decente.

La temporada 2014-2015 parece muy oscura para unos Lakers que sólo cuentan con un jugador de gran renombre como es Kobe Bryant, quizás en sus tiempos hubiera llevado a flote a esta plantilla, pero con los 35 años (los 36 asoman en agosto) no parece que pueda hacer mucho, solo queda esperar a que Scott haga funcionar las pocas piezas que tiene y espere a que el verano 2014 sea más fructífero que el de 2015 ya que para el draft 2015 solo podría tener protegidos los 5 primeros puestos (si no llegan a los 5 primeros puestos la ronda le pertenece a los Phoenix Suns). Ellos deciden, o tankear en busca del primer puesto del draft 2015 o luchan por acabar lo mejor posible esta temporada y atraer a los agentes libres del verano de 2015.


Los 10 mejores montajes del flopping de Lance Stephenson

10. Lance en la luna

9. Lance duerme (y hace disfrutar) a un jugador universitario

8. Lance se hace el muerto para no llamar la atención del tiburón

7. Lance demuestra la comodidad de las camas Tempur

6. Lance en una de las escenas de Breakin Bad

5. Lance sufre el calor ("The Heat") del desierto

4. Lance en Harry Potter

3. Lance como la nueva "Bella Durmiente"

2. Lance KO

1. Lance en el Rey León, haciendo sufrir a Simba

Historia del concurso de mates 2007-2013 (dibujos)

slam-dunk-history-contest-historia-concurso-mates-nba


Todo este espectacular contenido lo podéis ver de forma animada en su web oficial

gerald-green-mate-nba-dunk-animacion-animation

gerald-green-mate-nba-dunk-animacion-animation



t-ross-nba-animation-dunk-mate-concurso

t-ross-nba-animation-dunk-mate-concurso




mate-dos-balones-jeremy-evans

cancha-nba-espectacular-dibujo

howard-superman-animation-nba-amimacion-concurso-mates

blake-griffin-vuela-coche-nba-concurso-mates

resumen-concursos-nba-mates


15 años: los 'Juniors de Oro' menos recordados



Quince años después... muchos de estos jugadores siguen dando guerra, poco se puede decir de leyendas del baloncesto nacional como Pau Gasol, Juan Carlos Navarro, Felipe Reyes, Carlos Cabezas, Germán Gabriel, Raul Lopez o Berni Rodríguez, pero... ¿y el resto? ¿qué fue de ellos?



  • Antonio Bueno: Debería ser el más recordado de los "desconocidos", de hecho, llegó a disputar un Eurobasket con la selección absoluta en el año 2003 (medalla de plata) y ha jugado durante 10 temporadas en ACB entre Real Madrid, Fuenlabrada, Ourense, Joventut, Estudiantes y Sevilla. Tuvo una carrera decente en el baloncesto nacional, pero nunca llegó a ser una estrella como sus compañeros de oro. Desgraciadamente muchos lo recordarán por su terrible accidente en 2010, se fracturó númerosos huesos y se lastimó la columna vertebral al precipitarse desde un tercer piso, su vida pendió de un hilo. Tras el incidente, tuvo que dejar el baloncesto profesional.
  • Souleymane Drame: Era vital en los esquemas de aquella selección gracias a sus enormes condiciones físicas. Era tan importante que el jugador de origen nigeriano era el 3 con más minutos del equipo y uno de los titulares (además de ser uno de los jugadores más populares). Pese a ser un grandísimo jugador en categorías inferiores gracias a ese poderío físico, al intentar dar el salto a la profesionalidad su físico no fue suficiente. Llegó a debutar en ACB con el Joventut pero siempre como jugador de minutos basura. Ha desarrollado toda su carrera en LEB Oro y LEB Plata.
  • Francesc Cabeza: Pese a llamarse también Cabezas no guardaba ninguna relación con Carlos. Otro de esos que no dio el salto a la ACB y se estancó, pese a que llegó a debutar, lo hizo de forma casi testimonial (y tardía) jugando 8 minutos divididos en 8 partidos en 2005 con el Lagun Aro Bilbao. Su estatura (198 cm) no jugó muy a su favor con su posición de ala-pivot para el baloncesto profesional. También cabe resaltar que Francesc era un jugador de "relleno" en aquella selección. Ha desarrollado su carrera por LEB, LEB Plata e incluso EBA. 
  • Félix Herráinz: La historia más triste del equipo. El jugador de la cantera del Valencia Basket llegó a jugar en la Liga LEB pero apenas tres años después de ganar la medalla de oro tuvo que dejar el baloncesto debido a problemas de espalda. Es entrenador de baloncesto.
  • Julio Alberto González: Llegó a debutar con el Caja León en ACB cuando aún era junior. A partir de ahí su carrera se ha desarrollado por LEB Oro donde ha sido un jugador importante pero nunca ha conseguido volver a jugar en la primera categoría del baloncesto nacional. Actualmente juega en la Liga EBA.



Los peores contratos de agentes libres de la historia

En ocasiones a las franquicias de la NBA no les queda otra que ofrecer grandes contratos, muy por encima del valor del jugador, para poder sacarlos de sus respectivos equipos, especialmente desde la implantación del derecho de tanteo. El problema viene cuando a los directivos se les va la mano con la oferta, vamos a repasar algunos de los peores contratos de la historia, ordenados de mal en peor:


8. Raef Lafrentz

$70 millones, 7 temporadas, Dallas Mavericks (2002)

El pivot blanquito de Iowa abrió el camino de los grandes contratos para jugadores mediocres... pero altos, muchos le deberían de dar las gracias todavía hoy. Nunca despuntó y nunca mereció ese contrato, pero los Mavs se lo dieron y a partir de ahi, un jugador que promediaba 10 puntos y 6 rebotes, se convirtió en un hombre bastante poco útil. Acabó en los Celtics el verano después de firmar el contrato y sus promedios desde el contrato bajaron hasta los 7.8 puntos y 4.8 rebotes con apenas un 47% de acierto en tiros de campo.


7. Rashard Lewis

$118 millones, 6 temporadas, Orlando Magic (2007)

Está claro que se había ganado un gran contrato por sus impresionantes 22.4 puntos en su último año en Seattle, pero tanto como ofrecerle el máximo y a lo largo de los 6 años... Este tipo de apuestas no suele salir bien y a los Magic no les salió bien, tras tres temporadas regulares y yendo de más a menos, Lewis fue traspasado a los Wizards donde acabó cobrando más de 21 millones de dólares por promediar 7.8 puntos y 3.9 rebotes en apenas 28 partidos. Para hacernos una idea, en esa temporada solo Kobe Bryant tenía un contrato mejor en toda la liga.


6. Bobby Simmons

$47 millones, 5 temporadas, Milwaukee Bucks (2005)

Temporada 2004-05, Bobby Simmons es nombrado MIP (Jugador Más Mejorado) tras promediar 16.4 puntos con Los Ángeles Clippers, es agente libre y muchos equipos se lanzan a por él. Los Bucks fueron los que pujaron más fuerte y le ofrecieron el contrato de su vida. A partir de ahí su carrera va cuesta abajo, tiene una primera temporada en Milwaukee medio decente, 13.4 puntos por partido y dando sensaciones similares a las de su último año en LA. En la siguiente temporada pierde la titularidad debido a su mal rendimiento y cambia de equipo, moviéndose debido al valor 'expiring' de su contrato más que por su valor como jugador. Termina por promediar 5 puntos por partido con un contratazo de 10.5 millones por temporada.


5. Jared Jeffries

$30 millones, 5 temporadas, New York Knicks (2006)

Los Knicks de Isaiah Thomas eran especialistas en este tipo de contrato, coger a jugadores inútiles y ofrecerles el contrato de su vida parecía una buena forma de buscar el título para los mandamases de la Gran Manzana. Jeffries podía ser un buen jugador de relleno, promediaba 6.1 puntos y 4.8 rebotes en sus 4 primeras temporadas, además era relativamente regular, algo bueno para salir desde el banquillo. Después de firmar el contrato sus números fueron mediocres (4.3 puntos y 3.9 rebotes) y será eternamente recordado por muchos fans de los Knicks por lo que es conocido como "The Turnover", una pérdida que pudo dejarles sin la opción más clara de anillo de su historia reciente en el año 2011.


4. Larry Hughes

$70 millones, 5 temporadas, Cleveland Cavaliers (2005)

Tenía "sentido" ofrecer 14 millones por temporada a un hombre que venía de promediar casi 22 puntos en su último año en Washington. Era el acompañante perfecto para asaltar el título junto a LeBron James, pero desde el primer momento falló. Defendía menos y anotaba aún peor, los Cavaliers apenas tardaron dos temporadas y media en librarse de él. A partir de ahí hasta 4 equipos lo usaron como moneda de cambio, y mientras las franquicias NBA se iban turnando la carga de su contratazo Hughes apenas era capaz de alcanzar los 10 puntos por partido.




3. Jerome James

$30 millones, 5 temporadas, New York Knicks (2005)


Hay mucho que desmenuzar en este contrato. A primera vista ya parece exagerado ofrecerle ese contrato a alguien que apenas ha promediado 4.9 puntos y 3.5 rebotes a un jugador que tiene ya 30 años y apenas ha jugado 5 temporadas en la NBA. Pero todo se vuelve aún más excesivo si se cuenta que apenas jugó 90 partidos durante todo su contrato, apenas promedió 2.5 puntos y 1.8 rebotes, y apenas jugó 4 partidos (o lo que es lo mismo, estuvo un total de 15 minutos en pista) durante sus tres últimos años de contrato.

2. Eddy Curry

$60 millones, 6 temporadas, New York Knicks (2005)


El problema de ofrecer grandes y largos contratos a jugadores altos, con problemas de sobrepeso y de lesiones. Eddy Curry venía de hacer un temporadón con los Bulls y sus apenas 22 años le convertían en una de las mayores promesas interiores de la NBA, sus tres primeras temporadas en NY pueden llegar a justificar su contrato, incluso tuvo una temporada (2006-07) a nivel de All-Star, pero me siento en la obligación de resaltar que cobró nada más y nada menos que 30 millones de dólares por jugar 24 partidos en tres temporadas y promediar unos tristísimos 2.5 puntos y 1.2 rebotes. Eso sí, en su último año de contrato los Knicks si se movieron bien y mandaron sus 11 millones aún restantes a los Mavericks, donde jugó 25 minutos en todo el año consiguiendo 9 puntos y 4 rebotes, en total.

1. Jim McIlvaine

$35 millones, 7 temporadas, Seattle Supersonics (1996)


Probablemente el peor contrato de la historia. Dejad que me explique. Apenas dos temporadas mediocres en la NBA en las que promedió 2.1 puntos y 2.5 rebotes con los Washington Bullets les hizo pensar a los Sonics que merecía cobrar más de 5 millones por temporada. Puede no parecer descabellado, pero sitúense en la época, con este contrato Jim McIlvaine tenía un contrato mejor que Shawn Kemp, Karl Malone o Scottie Pippen, estrellas de la época. Sin sentido.