Negros nubarrones se ciernen sobre Minneapolis.

Mala situación del equipo entrenado por Flip Saunders. Se sabía que era un año de reconstrucción tras la marcha de Love, pero en las últimas semanas la suerte no ha estado de la parte de los Wolves.
Primero Ricky, que va a estar fuera lo que resta de este año 2014 por el tobillo, al igual que Kevin Martin que va a estar fuera por una rotura de muñeca, y Turiaf con molestias en la cadera. Además Pekovic esta fuera por problemas en la cadera y Young ha estado dos semanas fuera por la muerte de su madre.

El rendimiento del equipo ha caído en picado desde la lesión de Ricky, un rendimiento que empezó a decaer en el mismo partido de la lesión, solo hay que ver las estadísticas, pero la causa principal es que 4 jugadores del equipo titular han estado fuera del equipo las últimas semanas.

No hay que ser alarmista, pero por lo que parece va a ser un año en blanco, peor de lo que se imaginaba todo el mundo debido a las lesiones que llevan mermando a este equipo durante algunos años.

¿La opción de tanking? No es una opción que agrade a cualquier fan de los Wolves, pero hoy en día y para seguir con la reconstrucción, que lleva 10 años en marcha, va a ser lo mejor que se puede hacer. ¿En qué consiste el tanking? Consiste en dejarse perder para conseguir buenos puestos del draft en el año.

Con los titulares fuera del equipo, aquellos que son suplentes o rookies deben dar un paso adelante. Como os imagináis, es Wiggins. El equipo ahora mismo en estas semanas va a girar en torno a él y debe mostrar porque es el número de 1 de uno de los mejores drafts. Ya ha demostrado que tiene calidad pero a mi opinión debe aportar mucho más sobre todo en el apartado reboteador ya que tiene las capacidades para ello.

Hay que pensar en la siguiente temporada (un poco pronto para ello, pero es lo que toca), ya que el objetivo de esta era el de entrar en play off pero con un balance de 3-9 tras los primeros 12 partidos no se entra ni de coña, hablando vulgarmente. Además, no auguran un buen futuro para la franquicia de Minnesota.
La cuestión de llegar a play off pasa por elegir bien en el draft del verano que viene. También pasa porque los rookies cojan confianza, no olvidemos que 7 jugadores de Minnesota tienen menos de 24 años, por lo que tienen que adaptarse en esta liga. La situación no puede ir a peor.

Otra de las cuestiones pasa por el entrenador: tiene que dar más minutos a los rookies, Wiggins juega sus minutos ya que se los merece por su calidad, pero Lavine y Robinson no los están teniendo y los necesitan al igual que Minnesota necesita que desplieguen todo su juego.

Evolucionarán, claro que sí, pero veo con más opciones de mostrar su potencial a Wiggins y a Robinson, pero Lavine no convence.

Me explico, Wiggins tiene calidad de sobra y tras sus primeros partidos promedia mas de 11 puntos y jugando 30 minutos. En cuanto coja más balones y responsabilidad, será más notable en el juego; Robinson, es un jugador tirador, y se puede especializar en eso y ayudar al equipo a través de su juego, también destaca en defensa, pero Lavine no se caracteriza por nada en concreto únicamente destaca por su físico. Si consiguiese desarrollar ese físico y lo utiliza muy bien llegará a ser un jugador a tener en cuenta.

También se espera algo de Bennett que está haciendo mejores números que en Cavs, pero tiene mucho más que mostrar, que sería beneficioso para el equipo.

Mucho que mostrar en estos Wolves, que deben de ponerse las pilas, si quieren ser un equipo a tener en cuenta.

Negros nubarrones se ciernen sobre los Timberwolves, y no es por el invierno, especialmente frío de allí.


El Programa de SoloTriples [s02e05]



ESCUCHAR EL PROGRAMA




KOBE BRYANT para siempre

Kobe, Bryant, Kobe Bryant o Black Mamba. Da igual como quieras llamarlo, nada cambia, uno de los mejores jugadores de la historia de la NBA, y por lo tanto, de la historia de baloncesto.

Nació en Philadelphia, Pensilvania, un 23 de agosto de 1978. En 1996 llegó a la NBA, fue elegido en el puesto 13 del draft por los Hornets. Kobe no quería jugar en los Hornets, y Jerry West, que ya había visto el potencial de Kobe, traspasó a su pívot titular, Vlade Divac, por el joven Bryant.

Estamos a 2014 y, después de victorias, derrotas, finales, anillos y lesiones… aquí sigue. Luchando, peleando, anotando y batiendo récords; y por supuesto en Los Ángeles Lakers. Su equipo, por y para siempre, ya lo ha dejado demostrado más de una vez.


Sus palabras determinan sus ganas, su liderazgo, el querer seguir ganando:

“Yo sólo quiero el número 6. No pido mucho. Sólo dadme un sexto anillo, maldita sea. “Honestamente lo más importante que tomo de esto es la longevidad. Eso es de lo que más orgulloso estoy, de poder jugar tantos años y todavía hacerlo a un gran, gran nivel. Eso es lo que más me enorgullece. Michael (Jordan) y yo hemos tenido caminos muy diferentes en nuestra carrera, pero el denominador común, lo que ambos compartimos, es nuestra pasión por el juego y nuestro compromiso con el baloncesto”

Recientemente, Kobe superó a John Havlicek como el jugador con más tiros fallado en la historia de la NBA. Con este ‘récord´ mucha gente aprovecho para darle palos… Pero lo que no entienden es que… para llegar a esto, Bryant ha fallado mucho, sí, pero también ha anotado de manera escandalosa.

Vayamos con ‘otros’ récords:
   - Muy reciente, y uno de los más importantes… Kobe Bryant superó, el 18 de Noviembre, los 32.000 puntos en su carrera en la NBA convirtiéndose en el 4º máximo anotador de la historia. El  futuro miembro del Salón de la Fama, es uno de sólo cuatro jugadores que han llegado a ese número, uniéndose a Kareem Abdul-Jabbar, Karl Malone y Michael Jordan en un grupo muy selecto y especial.
   - Más triples anotados en un partido: 12 (7 de enero de 2003 vs. SuperSonics; compartido con Donyell Marshall)
    - Más triples anotados en una mitad: 8 (28 de marzo de 2003 vs. Dallas Mavericks; compartido con Ray Allen, Tracy McGrady, Tim Thomas, J.R. Smith y Michael Redd)
   - Más triples anotados consecutivamente en un partido: 9 (7 de enero de 2003 vs. Seattle SuperSonics; con Latrell Sprewell y Ben Gordon)
   - Más tiros libres anotados en un cuarto: 14 (tercer cuarto, 20 de diciembre de 2005 vs. Dallas Mavericks; compartido con otros cinco jugadores)
   - Más tiros libres intentados en un cuarto: 16 (tercer cuarto, 20 de diciembre de 2005 vs. Dallas Mavericks; compartido con otros seis jugadores)
   - Jugador más joven en llegar a los 30 000 puntos
   - Jugador más joven en ser incluido en el mejor quinteto defensivo (1999-00)
   - Jugador más joven en ganar el concurso de mates (18 años, 175 días) en 1997
  - Fue capaz de anotar 35 o más puntos en 13 partidos consecutivos (los otros dos que lo han conseguido son Allen Iverson y LeBron James).
  - Consiguió anotar 40 o más puntos en 9 partidos consecutivos (los otros dos que lo han logrado son Michael Jordan y Wilt Chamberlain)
  - Anotó 45 o más puntos en 4 partidos consecutivos (los otros dos que lo lograron fueron Allen Iverson y Wilt Chamberlain).
  - Fue uno de los dos jugadores capaces de promediar 40 o más puntos por partido durante un mes entero en 2 ocasiones diferentes (40,6 en febrero de 2003 y 43,4 en enero de 2006; el otro es Wilt Chamberlain)


Y para terminar…
  - MVP de las Finales de la NBA:2009, 2010
  - 5 veces campeón de la NBA: 2000, 2001, 2002, 2009, 2010
  - 2 veces máximo anotador: 2006, 2007
  - 16 veces All-Star: 1998, 2000, 2001, 2002, 2003, 2004, 2005, 2006, 2007, 2008, 2009, 2010, 2011, 2012, 2013, 2014.
             -> 11 apariciones consecutivas (No hubo All-Star Game en el 99 Y se perdió el All-Star Game del 2010 por una lesión)
  - MVP de la temporada regular en año 2008
  - 4 veces MVP del All-Star Game: 2002, 2007, 2009 y 2011
  - Máximo anotador de la historia en el All Stars (año 2012)
  - 11 veces en el mejor quinteto de la NBA: 2002, 2003, 2004, 2006, 2007, 2008, 2009, 2010, 2011, 2012, 2013
  - Oro en Pekín 2008
  - Oro en Londres 2012.




Sin mostrar más récords que han sido batidos por Kobe en la NBA, y sin contaros los récords que tiene en los Lakers, podemos ver que estamos ante uno de los grandes jugadores en la historia de la NBA. Dicen que las comparaciones son odiosas pero, sinceramente, no he visto a otro jugador tan parecido al gran Michael Jordan como Kobe Bryant. Yo sigo disfrutando con sus míticos, y no por eso menos grandiosos, fadeaway’s.

Mejora con los años, como el vino… Con el número 24, desde Los Ángeles y con mucho amor, KOBE BRYANT.


Quintetos Históricos: Philadelphia 76ers

Empezamos nuestro análisis de los mejores quintetos de la historia con la franquicia más antigua de la NBA, los 76ers de Philadelphia, que fue creado en el 1939 pero inició sus andaduras en la NBA allá sobre el año 1949, como Syracuse Nationals. En Syracuse duraron hasta el 1963, cuando se trasladaron a Philadelphia, y adoptaron el nombre que aún les dura, en referencia al año donde se hizo la Declaración de Independencia de los Estados Unidos. Pese a su larga historia, "solo" han conseguido tres títulos en la NBA, contando con jugadores que estarían dentro de casi cualquier quinteto histórico de otro equipo pero que se quedan fuera en el de la capital de Pennsylvania.

BASE: ALLEN IVERSON
El jugador con más talento que ha pisado nunca una pista de baloncesto, pese a no ser un base puro, merece estar, sin ningún tipo de dudas en el quinteto de los 76ers. Pasó 11 temporadas en la ciudad de Rocky Balboa, promediando 27.1 puntos y repartiendo 6.1 asistencias por partido, haciendo gala de su increíble capacidad anotadora. Si bien se podría opinar que AI ha sido sobrevalorado a lo largo de su carrera, ya que esta no ha sido tan longeva como la de otros 'cracks' y ha estado marcada por la irregularidad y los problemas fuera de la cancha, es innegable que el pequeño jugador marcó (como Michael Jordan en los 90) el baloncesto de inicios del 00', con su estilo de juego vistoso y sus letales 'crossovers'. Además, en lo que a la historia de los Sixers se refiere, Iverson fue capaz de llevar a un equipo muy mediocre a las Finales de la NBA, e incluso él solo cargó al equipo a sus espaldas para ganarle un partido a los todo poderosos Lakers de O'Neal y Kobe. Baloncesto de calle, puro desparpajo, simplemente Iverson.

ESCOLTA: JULIUS ERVING
Probablemente el mejor jugador de la historia de los Sixers, el equipo que fue su hogar durante 11 temporadas, y donde promedió 21.9 puntos, 7 rebotes y 4.2 asistencias. 'Dr. J' nos enseño otra manera de jugar al baloncesto, reinventó la posición de 'ala' y les dio al equipo de Philadelphia su último anillo. Aunque sus mejores años como profesional los vivió en la ya extinta ABA, vistiendo la camiseta de los Nets, Erving dio recitales de como jugar en el baloncesto en la NBA, donde solo vistió la camiseta de los 76ers. Con su cabello estilo afro, su figura es más que conocida para todos los aficionados de la NBA y nos regaló la que, para muchos, es la mejor jugada jamás realizada en una cancha de baloncesto, 'The Baseline Move' (ver link: http://www.youtube.com/watch?v=lY6J1gL2mGg). Era imperdonable no poner a Julius Erving en el quinteto histórico de los Sixers, ya que éste, junto a Bird y Magic, salvó la NBA en los 80', después de varios años de grave crisis. Uno de los mejores de la historia, magia vestida de corto.

ALERO: CHARLES BARKLEY
Aunque el 'Gordo Barkley' era un 'ala-pivot', no puede desbancar del quinteto a Moses Malone, por lo que he decidido ponerle de alero, posición que también podía ocupar. Durante sus 7 años en la capital de Pennsylvania, Barkley promedió unos asombrosos 23.3 puntos y 11.6 rebotes por partido, midiendo solo 1.98m, pasandp ahí su primera etapa como profesional. Un jugador conocido por su buen juego y por sus excentricidades, dejando para la historia frases y acciones de lo más extravagantes, el máximo exponente del 'Trash Talking'. Sir Charles tubo que liderar un equipo que se había quedado sin dos grandes de la historia, Erving y Moses Malone, pero no se dejó arrugar por la presión, y, aunque no pudo llevar lejos a los Sixers, sí se consagró como un Top 5 en una de las épocas con más estrellas en la NBA. Un genio, caiga bien o caiga mal.

ALA-PIVOT: MOSES MALONE
El crack de Virginia fue uno de los tres mejores reboteadores de la historia, pese a no tener un físico destacable (de hecho, se le compara con Kevin Love). Jugador inteligente, con clase, y que siempre sabía donde colocarse, dominó los tableros durante dos décadas, y fue el mejor compañero posible para Julius Erving durante el anillo del 83'. No es por nada que Malone fuera 3 veces MVP de la NBA. Aunque solo jugó 5 temporadas en los Sixers, merece estar en la lista, ya que sus 20.1 puntos y 12 rebotes por partido no reflejan lo importante que llegó a ser el pivot para la franquicia más antigua de la NBA. Con su increíble capacidad de aportar a los dos costados es, solo después de Wilt Chamberlain, Charles Barkley y a lo mejor, Dolph Schayes, el mejor interior que ha vestido nunca el uniforme de los 76ers.

PIVOT: WILT CHAMBERLAIN
El mejor pívot de la historia de la NBA, con permiso de Bill Russell y de Kareem Abdul-Jabbar, también dejó huella en la franquicia más longeva de la historia, donde pasó 4 temporadas, donde si bien no pudo repetir el nivel simplemente inigualable de sus temporadas en los Warriors, sí demostró porque su figura es tan enorme en los libros de historia de la NBA. En los 76ers promedió 28 puntos y ¡¡23.7 rebotes!!, y aunque con los Philadelphia Warriors (que serían el equivalente a los Golden State Warriors de hoy en día, no a los Sixers) también tubo grandes números como reboteador, fue en los 76ers donde destacó, llegando a promediar 30 rebotes por partido en unos Playoffs. No solo destacó en el aspecto estadístico, sino que llevó a los Sixers a ganar el título en la temporada 66-67, con un récord en Regular Season de 68-13, el mejor de la historia en esos momentos.

SEXTO HOMBRE: MAURICE CHEEKS 
En casi todos los quintetos históricos de los Sixers, 'Mo' Cheeks sería titular, corriendo a Iverson, Erving y Barkley una posición y quitando a Moses Malone de la lista, pero personalmente he creído que lo merecía más este último que el base. Un jugador que permaneció 11 temporadas en la ciudad donde nació Kobe Bryant, promediando 12.2 puntos y 7.2 asistencias, dando lecciones de como dirigir un equipo desde la posición de base sin buscar los focos pero sí con gran eficacia, además de ser considerado un excelente defensor. Con los 76ers jugó tres finales, ganando por fin la última que disputó, y aunque su carrera siguió en diferentes equipos como los Spurs, nunca logró un rendimiento tan alto como el que vimos en Philadelphia. Era un entrenador en la pista, y ahora mismo es el técnico de los Detroit Pistons (ya lo fue en Portland), lo que demuestra su gran IQ.

MENCIONES ESPECIALES PARA...

-DOLPH SCHAYES: Fue una de las primeras "estrellas" de la NBA, y lo suyo fue amor hacia el club, ya que permaneció 15 temporadas en el club, 14 de ellas cuando aún estaban en Syracuse y la primera del equipo en Philadelphia. Sus estadísticas fueron de 18.5 puntos y 11.3 rebotes por partido. He tenido muchas dudas sobre si ponerle o no como ala-pivot titular de los Sixers, pero me he decantado por Moses Malone, a lo mejor porque Dolph Schayes queda muy atrás, o a lo mejor por mi ignorancia. Sea como sea, Schayes es toda una leyenda.

-HAL GREER: Un espectacular anotador, tuvo la suerte de compartir equipo con Wilt Chamberlain, con quien formó un dúo increíble que vivió su zenit en el anillo del 67. Muchos expertos le colocan como escolta titular del equipo por delante de Allen Iverson pero creo que, tanto por impacto mediático como por rendimiento, 'The Answer' merece el puesto de titular.

-ERIC SNOW: El escudero de Al Iverson, junto a Dikembe Mutombo, en el año donde los 76ers llegaron a sus últimas Finales. Es, casi con total seguridad el segundo mejor base de la historia de la franquicia, detrás de Maurice Cheeks, aunque sus estadísticas no demuestren la importancia de un jugador muy inteligente y un férreo defensor, que solo consiguió pasar de los 10 puntos por partido durante tres de sus temporadas en la NBA.


La lupa de Caldelao: Brandon Jennings

Antes de nada, como prólogo de mi artículo debo confesar que pocas veces he sentido tal malestar o decepción viendo cómo un jugador llega a la élite del baloncesto como me pasa con Brandon Jennings. No es pasión lo que me transmite este jugador y os voy a explicar su historia para que seáis vosotros quienes decidáis si merece o no la pena admirar a un personaje así...

Inicios

Brandon Jennings (23 de septiembre de 1989) empezó su carrera en esto del basket jugando como junior en California para la "High School" Domínguez. Después de su etapa como junior fue traspasado a la conocidísima y meritoria Oak Hill Academy, High School situada en Virginia. Sus años en High School fueron todo un éxito promediando en su último año 32,7 puntos, 7,4 asistencias y 5,1 rebotes por partido. Marcó el récord de puntos anotados durante una temporada en Oak Hill. Ganó todo cuanto se puede ganar a nivel individual: The 2008 Naismith Prep Player of the Year Award, 2007–08 Gatorade Player of the Year (Virginia), 2008 Parade Magazine Player of the Year y 2008 EA Sports Player of the Year. Él lideró en 2006/07 el equipo que consiguió 41 victorias y 1 derrota, récord y número 1 histórico del ranking en equipos de high school. Fruto de estos años maravillosos y deslumbrantes varias universidades se fijaron en Brandon Jennings llegando a tener acuerdos y compromisos con él la universidad USC Trojans y también la de Arizona. Tres factores decantaron su futuro: no tenía todavía los 19 años de edad necesarios para participar en el draft de la NBA, un deseo impaciente de empezar a ganar dinero y el miedo (certero, creo yo) a no conseguir el mínimo nivel académico para ingresar en una universidad y poder así seguir desarrollando su juego en Estados Unidos. Por todo esto decide venirse a jugar a Europa a un equipo de Euroliga, la Lottomattica de Roma.

Italia: Anno nuovo, vita nuova

Lottomatica de Roma, temporada 2008/09, un chaval de 18 años a punto de cumplir 19 se ve jugando al otro lado del Atlántico cobrando 1,65 millones de dólares de su equipo y 2 millones de dólares de su marca deportiva Under Armour. Fue el único jugador norteamericano en la historia que decidió escoger jugar en Europa y no en una universidad americana.
Su elevadísimo salario fue totalmente opuesto a su rendimiento, Brandon Jennings promedia en su periplo italiano unos números ridículos para un jugador con esos emolumentos: 27 partidos de liga logrando 5,5 puntos, 1,6 rebotes, 2,2 asistencias y 1,5 robos en 17 minutos por partido. En Euroliga 7,6 puntos, 1,6 rebotes, 1,6 asistencias y 1,2 robos para un total de 19,6 minutos jugados por partido. Sus promedios de acierto en el tiro son penosos, 38,7% con un 26,8% desde la línea de 3 puntos.

Prepotencia hacia Ricky Rubio

Por aquel entonces en el que Brandon Jennings deambulaba sin pena ni gloria jugando en Europa, menospreció a Ricky Rubio fruto de la envidia por su boom mediático en Estados Unidos. De él llegó a decir "Ricky Rubio es todo publicidad, jugó los Juegos Olímpicos, es profesional desde los 14 años... todo eso te lleva a pensar que es correcto que esté aquí. Cuando he jugado contra él, sus estadísticas fueron cero puntos, dos asistencias y dos balones perdidos, ¿cómo puede ser eso?. Creo que soy mejor jugador que él, tiro mejor, las únicas veces que le he visto hacer algo bueno es un pase de béisbol o algo así" Estas palabras descalifican a cualquier compañero de profesión, y más viniendo de un tío que estaba "robando" en Italia. En mi opinión, un auténtico prepotente impresentable. Es desde aquella época por la cual le tengo el menor de los respetos al Brandon Jennings personal, no así al profesional. "Sería fruto de la edad...", creía yo, pero viendo cómo se ha seguido comportando a lo largo de sus años como profesional, sigo teniendo dudas al respecto.

Draft 2009

Llegó el ansiado draft de 2009, uno de los mejores (por no decir el mejor) y de mayor nivel que yo personalmente recuerdo, y volvió a hablar este "bocazas" manifestando que era indiscutiblemente el mejor jugador que se presentaba. "Debo ser número 1" afirmó días antes de celebrarse el draft al que no acudió... Esa era su aspiración, ser número 1 en una promoción fantástica de jugadorazos de los que él se creía infinitamente superior, entre los que se encontraba Ricky Rubio.



Seleccionado en la posición 10ª por Milwaukee Bucks no fue número 1, lógicamente, porque había muchos muchos muchos jugadores inmensamente mejores que él. Nadie puede discutir que jugadores con potencial All Star como Blake Griffin, James Hardem, Stephen Curry o DeMar DeRozan son jugadores más valiosos que él y por ello estuvieron por encima pero es que otros jugadores que fueron seleccionados en posiciones más retrasadas si no lo son, cuanto menos están a su nivel. Jugadores como Ty Lawson, Jrue Holiday, Darren Collison, Taj Gibson o Danny Green por ejemplo.

Trayectoria NBA

En Milwaukee Brandon Jennings jugó desde 2009 hasta la temporada 2012/13. Empezó muy bien su primer año en la liga 2009/10 consiguiendo incluso un nuevo récord individual siendo el jugador más joven en anotar más de 50 puntos en un partido (55 puntos el 14 de noviembre de 2009 contra Golden State Warriors). En su primer año los Bucks terminan sextos de conferencia logrando jugar Playoffs por el anillo. No volverían a lograr meterse en Playoffs hasta la temporada 2012/13 en el segundo año del resolutivo Monta Ellis en el equipo. Ahí empezaron otra vez las envidias y los celos cuando la franquicia le dio prioridad a la renovación (fallida) de su compañero en vez de la suya. Fruto de todo este conglomerado de situaciones Milwaukee Bucks decide traspasar a Brandon Jennings a Detroit a cambio del base  Brandon Knight, el alero Khris Middleton, y el pívot Viacheslav Kravtsov.
En Detroit (2013/14) empieza relativamente bien y vuelve a conseguir un nuevo récord, en este caso consigue igualar con Isaiah Thomas el mayor número de asistencias repartidas en una primera parte de un partido (16 asistencias), un espejismo que no hace referencia a sus estadísticas reales, destacando su terrible porcentaje de acierto de cara al aro. Termina la temporada firmando sus peores números de su carrera (15,5 puntos, 7,6 asistencias con un 37,2 % en tiros de campo). A nivel colectivo no consiguen nada reseñable terminando fuera de Playoffs.
Este verano pasado Brandon Jennings afirmó que se ejercitó y gano más de 11 kilos de masa muscular con el propósito de que su defensa mejorase pero no ha tenido frutos, de momento, y los Detroit Pistons siguen siendo una franquicia actualmente perdedora, no consiguiendo despegar a pesar de tener en sus filas gente talentosa como Drummond, Josh Smith o el egocéntrico Brandon Jennings.
Sus estadísticas globales durante estos años en NBA son: 16,7 puntos, 6,1 asistencias y 1,4 robos con unos porcentajes de acierto malos, por debajo del 40%.


El verano pasado volvió a hacer de las suyas al afirmar vía Twitter que Kobe Bryant fue el mejor jugador que ha visto nunca, incluso mejor que Michael Jordan... otra más de este muchacho que tiene potencial pero no tiene cabeza. Por todo ello concluyo que sí Brandon, personalmente creo que no llegarías o lo tendrías muy complicado para alcanzar el mínimo que te exigían las universidades en 2008...